»NOTICIAS »Carreras populares - ¿Has pasado reconocimiento médico?
Si los reconocimientos médicos para la práctica del deporte que incluyen pruebas de esfuerzo son necesarios en el deporte profesional con deportistas sobradamente preparados, por qué no realizarlos para practicar deporte amateur.



Una semana más hay que lamentar dos sucesos luctuosos ocurridos en una carrera popular en la provincia de Castellón el fin de semana pasado.

Dos corredores aficionados de 45 y 57 años han fallecido durante la disputa de una maratón. El corredor de 57 años falleció durante la prueba tras desplomarse, siendo atendido por los servicios médicos de la carrera y trasladado la hospital donde ingresó sin vida.

El otro corredor de 45 años falleció en su hotel, finalizada la prueba, tras sufrir una indisposición.

Según datos aportados por la Fundación Española del Corazón en un estudio realizado en el año 2015 a corredores aficionados, el 61% nunca ha realizado una prueba de esfuerzo y al 69% no le han practicado nunca un electrocardiograma y sólo al 30% de los corredores les han realizado un electrocardiograma en los últimos 5 años.


Las pruebas médicas para el deportista amateur deberían tener, al menos, tanta importancia como el entrenamiento y la equipación utilizada para la práctica deportiva.


Las cifras de fallecidos por muerte súbita en relación con el deporte son elevadas, a pesar de tener poca repercusión en los medios de comunicación. Este tipo de fallecimientos se pueden dividir en dos grandes grupos. Los derivados de cardiopatías hereditarias sin conocimiento del paciente (sufridos principalmente por menores de 35 años) y los que son como consecuencia de cardiopatía isquémica (cuyo grupo de riesgo se encuentra a partir de los 35 años).


Para reducir este tipo de accidentes las federaciones, los clubs y los organizadores de los eventos deportivos deberían exigir certificados médicos adecuados a todos los participantes.


Estos certificados deberán estar basados en reconocimientos médicos para la práctica del deporte que incluyan pruebas de esfuerzo con el objetivo de descartar problemas cardiovasculares que puedan agravarse con la práctica deportiva y que servirán para que los médicos puedan orientar a los deportistas sobre la actividad más conveniente y el nivel de exigencia en su práctica.

Servinor Prevención 2013-2018
T. 881 819 556 / F. 881 819 563